La Tumba Metabólica y Cómo Salir de Ella

La Tumba Metabólica y Cómo Salir de Ella
Rate this post

Cuando se habla de ‘’Tumba’’ metabólica, se habla del metabolismo lento por lo cual se le refiere o denomina como metabolismo ‘’muerto’’.  Para llegar a esto, se necesita de muchos años de abuso al cuerpo de manera nutricional y por no hacer el ejercicio adecuado durante mucho tiempo.

Es decir, que la tumba metabólica es donde llegan a parar aquellas personas que comienzan con buen pie una dieta para terminar dejándola al poco tiempo al abusar de comidas con grasas saturadas y alimentos con elevado índice glucémico.

También, para aquellas personas que no entienden la importancia de hacer una dieta sana y que siguen dietas sin sentido y de mal equilibrio nutricional acompañado de rutinas de ejercicios forzadas e inconstantes e inadecuas.

¿Cómo salir de la tumba metabólica?

cómo evitar y salir de la tumba metabólica

Todo tiene solución en la vida; incluso la ‘’muerte’’ del metabolismo. Pero todo necesita ser analizado para llegar a su solución, y en el caso de las tumbas metabólicas, hay también dos casos que diferencian sus síntomas y por lo tanto también sus soluciones.

Primer caso: una persona que tiene obesidad y que no es respetuoso ni constante con las dietas ni el ejercicio

Estas personas son las que en la mayoría de los casos comen muy mal, nutricionalmente hablando, ingiriendo un montón de grasas saturadas y con un aumento de peso increíble pero que de pronto por preposición propia inician una dieta estricta con las calorías muchos más bajas de que en realidad sí necesitan totalmente diferente a lo que ya estaban acostumbrados.

Con el ejercicio pasa lo mismo; quieren hacer cardio de una hora y un monto de esfuerzo en los primeros días. Lo que pasa con estos casos es que el cuerpo no tiene tiempo a procesar y se ve en estado de alerta, por lo que procede a  almacenar calorías. De ahí, el cerero le manda una orden al metabolismo para que se ralentice. Hay características que complican la situación:

  1. El sexo tiene que ver porque los hombres queman la grasa mucho más deprisa que las mujeres.
  2. La edad también tiene mucho que ver pues después de los 50 años el metabolismo se pone muy pesado.
  3. Entre más años se acumulen sin remediar la situación, más difícil se hará el salir de ella.

Segundo caso: una persona que desea perder peso pero sigue la dieta y la rutina de ejercicios inadecuada para ella

Este es el caso de aquellas personas que asisten regularmente al gimnasio, salen a correr muchos kilómetros y comer como pájaros. Por lógica, deberían de estar en su pero ideal. Pero en realidad no están en ese peso, sino mucho por encima.

También, comen solo ensaladas y cosas con bajo contenido graso e integrales. Comen postres una vez al año y cuando lo hacen ‘’en exceso’’ según ellos, la culpa los conmueve. El asunto de estos cuerpos es parecido al primero: maltratan el cuerpo con sus decisiones sin base nutricional. 

¿Cómo evitar la tumba metabólica?

Al analizar el problema en que se haya metido, sea el caso uno o el caso dos, se debe de tomar las decisiones correctas para enmendar el asunto y salir de la tumba metabólica en la que se ha hallado por mucho tiempo. Nunca es demasiado tarde para ayudar al cuerpo humano a estar sano de una vez por todas.

  1. Primeramente, saber las calorías necesarias que el cuerpo de cada persona requiere es de las cosas más importantes. se pueden calcular de diferentes maneras: por internet, con un nutricionista, con un a aplicación, etc.
  2. A esa cantidad ya obtenida, se debe de restar unas 500 calorías; estas son las calorías que harán que tu cuerpo pierda el peso.
  3. Diseñar con alguna de alguien con conocimientos en la salud, la dieta a seguir. Cumplir con esta dieta es la clave para salir de la muerte metabólica. Contar con la ayuda de un buen nutricionista es lo más indicado.
  4. Entrar a un gimnasio y contar con la ayuda de un entrenador, por lo menos en el principio de esta nueva etapa física. Es importante no faltar a los entrenamientos e ir más de 2 veces por semana. Un consejo es invertir parte del sueldo en el gimnasio escogido para que el usuario cuente con la suficiente motivación para asistir.

En conclusión, la constancia en cuanto a las dietas y los ejercicios, cambiar los hábitos y adaptarse a los nuevos es lo que permitirá al que desee resucitar metabólicamente.

Exponer el problema a un nutricionista es la manera más inteligente y eficiente para poder mejorar en salud y vernos sanos y en un peso adecuado ya sea porque se está en la tumba metabólicca o se tiene cualquier otro problema relacionado con el metabolismo.

Video sobre por qué no perder grasa y la posible tumba metabólica


Referencias:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!