Propiedades De La Jicama y Beneficios Para Adelgazar

Propiedades De La Jicama y Beneficios Para Adelgazar
Rate this post

La jicama es tubérculo que se obtiene de una planta leguminosa y que sobre todo se consume en México y Centroamérica y que tiene propiedades muy buenas para la salud.

Conocida con otros nombres como nabo mexicano o pelenga, o en Ecuador como el yacón

, comer jicama nos ofrece beneficios que podemos obtener bien comiendo directamente su fruto o elaborando jugos naturales deliciosos.

Pero sobre la jicama hay algunas dudas como si engorda o no o si se puede consumir para adelgazar. Además de responder a todo esto,  veremos qué propiedades nos da comer jicama dentro de nuestra alimentación.

Propiedades de la jicama

propiedades y beneficios para adelgazar de la jicama

Es un fruto que si se analiza en cuanto a lo que aporta a la salud, uno se da cuenta de que realmente va a beneficiar en muchos puntos importantísimos para que nuestro cuerpo y nuestros órganos funcionen correctamente.

Comer jicama nos sirve para todo esto:

  • Ayuda mucho en las digestiones: Contiene fibra que sabemos es muy necesaria para ir al baño con normalidad y depurarnos por dentro.
  • Comerla te hace adelgazar: Después veremos cómo comerla y por qué sirve para bajar de peso.
  • Alimento super nutritivo: Contiene minerales y elementos importantes como magnesio, potasio, hierro, vitamina C y vitamina
  • Previene la osteoporosis: Es muy bueno para personas que han tenido fracturas de huesos y para prevenir o tratar la osteoporosis al contener manganeso, cobre y magnesio.
  • Sirve para la diabetes: El hecho de que sea un alimento que regula el azúcar en la sangre lo hace ser recomendable en personas diabéticas pero sobre todo por su contenido en carbohidratos de absorción lenta.
  • Aumenta las capacidades del cerebro: Al contener vitamina B6 es un fruto que mejora la capacidad cognitiva.
  • Control de la presión arterial: Como suele suceder con los alimentos sanos, sirve para ayudar a regular la presión arterial.
  • Fortalece las defensas: El hecho de que contenga mucha vitamina C lo hace ser un aliado perfecto para el sistema inmune que es el que nos protege de las enfermedades.
  • Combate la cistitis: Lo cual es bueno para prevenir problemas de infección urinaria o para curarla.
  • Calma el asma: Las personas que tienen asma y comen jicama observan una reducción de los síntomas de este problema respiratorio.

Cómo consumir jicama

Las formas típicas de consumir jicama en México son comerla cortada en bastones, rayada o en jicaleta. La jicaleta es la jicama cortada en rodajas o rebanadas con una forma de pala o paleta la cual se baña en una salsa con sabor agridulce.

Pero si nos centramos en la forma de prepararla en sus aspectos básicos, lo primero que debemos de hacer es lavarla muy bien y después pelarla ya que no es un fruto que se deba comer con cáscara.

La jicama tiene una cáscara bastante gruesa que no conviene comer porque nuestro sistema digestivo no la digiere demasiado bien.

Cuando la tenemos ya pelada, podemos cortarla en palitos y añadirla a ensaladas o incluso a bocadillos. Combina muy bien en cualquier plato y la podemos comer cocida, pero para aprovechar sus propiedades te recomiendo que la comas cruda.

¿La jicama sirve para adelgazar o engorda?

Esto es muy fácil de responder, la jicama ayuda a adelgazar, primero porque contiene poquísimas calorías, tan solo 35 por cada pieza de fruta y después porque estamos hablando de un alimento que tiene precisamente todas las características que se le exige a un alimento adelgazante.

La jicama ayuda a perder peso por las siguientes razones:

  • Contiene solamente carbohidratos de absorción lenta y como saben los lectores habituales de este blog, eso es muy bueno ya que los carbohidratos complejos se al absorberse lentamente no nos engordan al contrario que los carbohidratos de origen simple.
  • Es un alimento saciante, que podemos comer entre horas, siendo saludable y haciéndonos no caer en tentaciones de alimentos chatarra o snacks poco saludables que sí nos engorden.
  • El hecho de que además de esto sea un alimento que contiene fibra, lo hace ser sin lugar a dudas uno de los frutos más aconsejables para consumir si lo que se busca es cuidar el peso, evitar engordar o ayudarnos a perder algunos kilos.
  • Su contenido en agua también lo hace que sea un fruto saciante aunque sabemos que todas las frutas tienen un alto contenido en agua y en este caso, la jicama tiene estos beneficios sobre todo gracias a su contenido en fibra y en carbohidratos que se liberan lentamente en nuestro torrente sanguíneo.

Jugo de jicama

Una de las mejores formas de consumir la jicama, además de comiendo su fruto en crudo, no es otra que elaborar deliciosos jugos con ella.

Si además mezclamos este fruto con limón, obtenemos un gran poder depurativo, que por ejemplo podemos tomar por la mañana en ayunas antes de hacer nuestro desayuno habitual.

La forma de prepararlo sería:

  1. Extraemos el jugo de una jicama con una licuadora.
  2. Exprimimos el jugo de 1 limón entero.
  3. Añadimos medio litro de agua.
  4. Lo bebemos al instante.
  5. Pasados 30 minutos hacemos nuestro desayuno.

Fuentes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!