¿Por Qué Tengo la Barriga Hinchada? Causas y Cómo Bajarla

Las causas de la barriga hinchada o la también denominada distensión abdominal pueden ser variadas y en algunos casos están asociadas a algunas enfermedades que se deben de tratar.


Es un problema que cada vez está afectando a más gente y queremos hablaros de qué es lo que produce la barriga hinchada tanto en mujeres como en hombres, ya que aunque se suela dar más en la mujer, los hombres tampoco está libres de padecerlo.

De modo que si te estás preguntando el por qué tengo la barriga hinchada, vamos a ver que causas son las más comunes y a qué se puede deber.

Causas de enfermedades que pueden producir la barriga hinchada

causas que producen la distensión abdominal

En muchas ocasiones además de tener la tripa inflamada lo que notamos es que está muy dura, síntoma que puede indicar en algunos casos (no todos) que podemos padecer alguna enfermedad que sea crónica como puede ser la gastritis.

El estreñimiento es algo que padece una gran parte de la población y esto puede dar lugar a gases que terminen hinchando nuestra barriga.

Otra de las causas más frecuentes para que se de esta condición es el padecer el síndrome del colon irritable, lo cual implica tener que llevar a cabo una alimentación en la que evitemos ciertos alimentos que lo que hacen es agravar el problema.

De hecho una personas que tenga su barriga hinchada de manera constante, esto se puede deber a que dicha persona está consumiendo alimentos que su organismo no tolera y para eso tenemos primero que conocer qué alimentos pueden fomentar este problema digestivo.

¿Qué alimentos favorecen la barriga hinchada?

Lo primero que tiene que saber una persona que tiene distensión abdominal, es que hay comidas y bebidas que tiene que evitar de manera tajante en su dieta, ya que algunas de ellas son especialmente perjudiciales y producen más hinchazón.

Comidas y bebidas que jamás deberíamos consumir o al menos deberíamos apartar durante un tiempo hasta que volviéramos a la normalidad son:

  • Salsas.
  • Fritos.
  • Bollería industrial.
  • Alimentos ricos en grasas saturadas.
  • Alimentos procesados.
  • Bebidas gaseosas.

Todos estos alimentos agravan el problema, pero a este tipo de comidas debemos sumarle otros alimentos como ciertas verduras, que aunque sean saludables, tienen un efecto gaseoso dentro de nuestro organismo y una persona que tiene problemas de barriga inflamada debe también de evitarlos. Estos alimentos son:

  • Coliflor.
  • Repollo.
  • Coles de Bruselas.
  • Guisantes.
  • Setas.
  • Brócoli.
  • Espárragos.
  • Cebollas.
  • Alcachofas.
  • Zanahorias.
  • Lácteos (más en el caso de ser intolerante a la lactosa).
  • Alimentos con harina de trigo (más en los casos de intolerancia al gluten).

Menciones especiales merecen los alimentos con gluten y la lactosa ya que de por si suelen producir gases y en las personas que tienen tendencia a tener la barriga hinchada estos alimentos deberían de evitarse.

Más causas de la distensión abdominal

En el caso de las mujeres tener otro tipo de problemas de salud como miomas en el útero, quistes ováricos, el síndrome premenstrual o tener candidiasis, puede llevar a padecer la distensión abdominal.

También hay otras causas que tienen que ver con la forma de comer, como comer demasiado rápido, no masticar correctamente o el suficiente tiempo los alimentos o incluso beber demasiado líquido con las comidas, lo cual dificulta el proceso digestivo.

El haber comido algo en mal estado también puede producir la hinchazón de la barriga al igual que el haber consumido algunos alimentos a los que sin saberlo tenemos intolerancia.

Es aquí en el caso de estar percibiendo que ciertas comidas no nos sientan demasiado y nos hacer terminar con nuestra barriga hinchada, donde un test de intolerancia alimentaria nos puede ayudar mucho.

Existen ciertas máquinas las cuales mediante impulsos nerviosos detectan qué alimentos toleramos y cuales debemos de evitar por posibles intolerancias que tengamos a ellos. Las consultas no suelen ser demasiado caras y merece la pena si se quiere terminar con este problema de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *