Daños de La Leche de Vaca en Niños y Alternativas

Daños de La Leche de Vaca en Niños y Alternativas
5 (100%) 1 vote

Desde el colegio ya nos enseñan que la leche de vaca no solo es buena sino muy necesaria para el correcto crecimiento del niño pero tal vez todo lo que nos han contado no sea tal como nos dicen.

Déjanos decirte que la leche que se obtiene de la vaca, tan solo es correctamente asimilada por los terneros, es decir, por las propias crías de las vacas. En esta publicación, queremos profundizar en ello y hablarte sobre qué alternativas y tipos de leche son mucho más saludables que la leche de vaca para los niños.

La costumbre de dar leche de vaca a los niños está tan extendida que es normal que suene hasta cierto punto extraño decir que esta leche no es buena para el niño, ¿pero entonces cuáles son loso tipos de leche más aptas para el consumo en los niños?

¿Por qué la leche de vaca no es buena para nadie?

alternativas a la leche de vaca para los niños

Hay muchas razones para afirmar que la leche de buena, no solo no es tan buena para la salud como nos lo habían pintado, sino que de hecho es perjudicial. Los motivos para afirmar esto y que se pueden entender fácilmente los enumeramos en esta lista:

  1. La leche está carga de bacterias, hormonas y medicamentos.
  2. La leche y los lácteos en general producen mocos.
  3. El consumo de leche en niños reduce la asimilación de hierro en ellos.
  4. La leche favorece la aparición de enfermedades como la diabetes, el síndrome del intestino irritable o la esclerosis múltiple.
  5. Contiene grandes cantidades de grasa y colesterol.
  6. Contiene lactosa, que puede producir intolerancia y alergias.
  7. La caseína de la leche es una proteína que produce mal estar digestivo y  puede producir daño renal.
  8. El azúcar que contiene la leche o lactosa, no se digiere bien por el organismo y más si cabe en los niños.
  9. El consumo de leche combinado con el gluten está asociado a problemas de autismo.
  10. Tomar leche favorece la aparición de cáncer por ser un alimento acidificante y procesado (hablamos de la leche industrial).
  11. Contiene pus y el límite permitido de esta sustancia es bastante más elevado del que podríamos desear.
  12. El asma está relacionado con la aparición de asma infantil.
  13. Puede producir problema se corazón.
  14. Reduce los niveles de zinc en el niño.
  15. El calcio de la leche el ser humano no solo no lo asimila, sino que produce el efecto contrario (un desbalance de calcio y descenso de sus niveles en el cuerpo).
  16. Tomar leche puede producir, gases, diarrea y problemas digestivos de diversa índole.

Hemos citado algunos de los motivos por los que los que no deberíamos de dar leche a los niños pero para entender esto, solamente tenemos que ir al origen de la cuestión.

Pero ante vamos a ver qué tipos de leches vegetales son las recomendadas para los niños y así poder ser sustitutivas de la poco saludable leche de vaca.

Leches vegetales para niños

Cualquier leche vegetal es más saludable que la leche de vaca industrial y hay muchas variedades diferentes de leche que la sustituyen y que podemos dar a un niño.

Estas son algunas de las alternativas:

  • Leche de coco
  • Leche de arroz
  • Leche de almendra
  • Leche de avellana
  • Leche de soja
  • Leche de alpiste

Este tipo de leche, como es la leche de almendras, contienen más calcio que la leche de vaca pero sobre todo dicho calcio es bien asimilable por el organismo.

El hecho de que este tipo de leches no contengan medicamentos que se inyectan a las vacas, ni antibióticos, ni pus y que además los niños al igual que los adultos, absorban mucho mejor les leches de origen vegetal, las hace la mejor opción para ayudar al sistema inmune del niño a estar fuerte y tener un organismo más limpio y depurado.

A esto se le deben de sumar todas las vitaminas y minerales que contienen las leches de origen vegetal, que eso sí, deberíamos tratar que fueran de origen ecológico.

Además el calcio podemos obtenerlo de otros muchos alimentos, como los garbanzos, repollo, los berros, las espinacas, las coles o las mismas almendras.

Conclusiones

La leche de la vaca solamente es perfectamente asimilable por los terneros, al igual que sucede con la leche materna en los humanos y el bebé.

La leche de la madre, contiene todos los nutrientes que el niño necesita para tener un fuerte sistema inmune y crecer sano pero la leche de vaca, no solamente resulta que los niños no la asimilan bien, sino que en realidad nadie la asimilamos bien.

Lo peor de la leche de vaca ya no es esto, sino que como decíamos anteriormente, el mito del calcio y la leche queda totalmente puesto en entredicho, cuando los estudios demuestran que el consumo de leche, no solamente no proporciona calcio ya que dicho calcio no es asimilable por organismo, sino que además se produce el efecto contrario.

En otras palabras, cuando bebemos leche, lo único que hacemos es producir un desbalance mineral en nuestro cuerpo y con ello reducir el nivel de calcio que es justo lo contrario a lo que nos dijeron en la escuela.

Esto se ve claramente cuando uno estudia, investiga y ve que los países que más leche consumen, son precisamente los que tienen un mayor índice de osteoporosis. Solamente con esto, el mito de calcio y de la leche queda totalmente tachado.

Video


Referencias:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!