Archivo por meses: julio 2017

Desintoxicar el Hígado – (TOP 10 De Los MEJORES Alimentos)

Desintoxicar el hígado es algo muy importante para nosotros ya que nuestra salud depende en gran parte de este órgano. Sin necesidad de gastarse mucho dinero podemos disponer de los mejores alimentos para desintoxicar el hígado y en este post enseñamos cuáles son los 10 mejores.

Tener un hígado depurado es bueno para adelgazar ya que es algo que por una parte va a ayudar a quienes buscan perder peso y que por otra va a proporcionar un nivel de salud mucho más óptimo pos los grandes beneficios que supone.

Existen muchos alimentos que depurar el hígado de forma natural pero hemos querido reunir los mejores en este top. Si tienes cualquier duda háznosla saber en los comentarios. Comencemos!!

qué tomar para limpiar el hígado

Los Mejores alimentos para desintoxicar nuestro hígado

Agua de limón

Es una bebida además de alcalinizante muy depurativa y cuando lo bebemos ayudamos mucho a que nuestro hígado elimine muchas toxinas. Bebe jugo de limón cada mañana en ayunas con agua tibia para conseguir ayudar a depurar tu hígado de forma natural.

Jengibre

De los alimentos para desintoxicar el hígado más recomendados, es una especia que tiene muchísimas propiedades medicinales. Comer raíz de jengibre cruda o elaborar té de jengibre y beberlo a menudo también es bueno para limpiar el hígado.

Chlorella

Es una maravilla de alga que elimina metales pesados y toxinas de la sangre y del hígado como ningún otro alimento. Sin duda uno de los suplementos más recomendados es este alga y su consumo regular un hábito realmente saludable.

Remolacha

Si puedes beber jugo de remolacha natural, te beneficiarás de la sustancia llamada “betaína” que contienen las remolachas. Esta sustancia es muy buena para proteger la salud hepática y además la remolacha contiene muchos antioxidantes. Un alimento muy a tener en cuenta si quieres tener un hígado depurado.

Cúrcuma

Es una de las especias más sanas del mundo y además de ser anticancerígena es ideal para la limpieza natural del hígado. Podemos tomar cada día una cucharadita de cúrcuma con agua para ayudar a nuestro hígado a limpiar.

Repollo

El repollo contiene muchas enzimas que son ideales para la salud de nuestro hígado ayudando a eliminar toxinas como pocos otros vegetales. Su contenido en fibra además es muy bueno y de gran ayuda para las personas que desean bajar de peso. Comer repollo crudo y elaborar jugos con este vegetal es muy saludable.

Coles de Bruselas

El azufre que contienen estas coles es bueno para que el hígado pueda liberar enzimas que interfieren en el daño que crean las toxinas que entran en nuestro cuerpo por medio de los alimentos y la contaminación.

Cilantro

Contiene muchos antioxidantes pero sobre todo es una hierba que ayuda a desintoxicar el hígado y el organismo de metales pesados como el aluminio, el plomo o el mercurio. Incluye cilantro en tus ensaladas para hacerlas más depurativas y elabora licuados con este vegetal tan sano.

Cebollas

Para muchos un alimento poco apetecible, para otros de mucho agrado pero la realidad es que es uno de los alimentos que más ayudan a limpiar el hígado. Come cebollas crudas con las ensaladas y tu hígado te lo agradecerá.

Alcachofas

Son un alimento que depura el hígado naturalmente y que no es de extrañar que se recomiende por los expertos en las dietas de adelgazamiento. Aumentan la producción de bilis del hígado y esto hace que se realicen mejores digestiones y se procesen mejor los alimentos al mismo tiempo que ayudan mucho a eliminar toxinas.

Método Thinking -¿FUNCIONA? (Las CLAVES y Opinones)

Un método revolucionario y muy diferente a lo que se viene viendo en dietas es el Método Thinking del cual hablaremos hoy desvelando las claves de la dieta, así como hablando de aspectos importantes como son las opiniones o críticas de quienes le han seguido.

Si quieres descargar el método puedes hacerlo en su página oficial pero antes de eso te recomendamos que leas este artículo ya que entre otras cosas sabrás si te va a funcionar a ti o si no te conviene realizar este método.

el metodo thinking

Qué es el Método Thinking y sus Claves

Diego Olmedilla es quien probó todo tipo de dietas y métodos para bajar de peso para así darse cuenta de que ninguno funcionaba realmente como debería de ser. De modo que esta persona quiso probar algo que era totalmente distinto a los que se había visto hasta ahora.

Siempre en este blog os hemos dicho que el aspecto psicológico y emocional es una de las verdaderas claves para adelgazar.

Esta persona que ideó el método Thinking se dio cuenta las demás dietas no funcionaban porque solo se basaban en lo de siempre, hacer dieta y hacer ejercicio pero que sin el apoyo psicológico necesario para cada persona, los procesos para adelgazar fallaban tarde o temprano.

Esta es por lo tanto la verdadera clave de que este método le funcione a muchas personas. Pero presta atención porque ahora viene lo mejor.

Diferencias del Método Thinking con el resto de dietas

La mayoría de las personas que no consiguen adelgazar, por un lado no comen bien, es decir, no comen los alimentos que deben y no hacen ejercicio, pero las hay que sí comen bien y practican sus ejercicios y a pesar de todo no consiguen bajar de peso.

Diego Olmedilla se dio cuenta de que él mismo tenía un problema de adicción con la comida, de modo que si no atendía a este aspecto mental o emocional, nunca iba a poder realmente bajar de peso con garantías de poderlo mantener.

De modo que la ayuda psicológica era imprescindible unida a la dieta y el ejercicio para poder conseguir el objetivo de bajar de peso.

El seguimiento mediante una terapia psicológica se hace imprescindible en casos en los que las personas tienen ansiedad por la comida.

No pasa absolutamente nada por reconocer algo como la ansiedad en nosotros y de la misma manera que cuando nos duele un pie o la cabeza acudimos al médico, en el caso de tener ansiedad, lo más normal del mundo es acudir a una terapia.

En este caso, este método consiste en seguir una dieta acompañada de ejercicio y del apoyo de profesionales que nos ayudarán dándonos apoyo, pautas y una serie de acciones para superar el problema de ansiedad por la comida, al mismo tiempo que nos brindan apoyo, que muchas veces, es lo único que necesitamos.

Además de todo esto, los menús semanales que se ofrecen son totalmente personalizados, en base a las condiciones de cada persona y a sus necesidades.

También hay que entender que cada persona es muy diferente no solo en su cuerpo, sino también en su aspecto mental.

También cabe recalcar que en el método Thinking no se prohíben alimentos como en otras dietas.

Las cuatro claves del Método Thinking

El Método Thinking tiene 4 claves que has de conocer si estás pensando en llevar a cabo. Combinando todos ellos se consigue alcanzar la meta de perder peso y los kilos deseados y al mismo tiempo mantenerlo sin tener el efecto rebote.

  • Alimentación: La nutrición es el aspecto fundamental cuando una persona desdea cambiar su cuerpo. No se trata de cantidades solamente sino que se trata de comer lo que el cuerpo necesita. Proteínas, hidratos de carbono y grasas saludables.
  • Seguimiento de la persona: El equipo médico del método Thinking es el que se encarga de hacerle para si es necesario aplicar algún cambio en el proceso. El apoyo psicológico es otra de las claves en este proceso como ya os hemos dicho.
  • Psicología: Si no tenemos un cuerpo sano no podemos tener una mente sana de modo que además del seguimiento, se da un apoyo psicológico para que la persona pueda gestionar mejor sus emociones, que es algo clave en cualquier aspecto de la vida. La ansiedad y el miedo resultan mucho más fáciles de superar.
  • Ejercicio: Realizar ejercicio físico es algo básico en cualquier dieta y en este caso por supuesto que también forma parte de este método.

Las tres fases del Método Thinking

Las fases de este método son 3 y tienen el objetivo de perder y mantener el peso deseado. ES un método como veremos por sus fases que no está pensado solo para el corto plazo.

La fase de adelgazamiento

Aquí la persona realizar una dieta personalizada con la que se comienza a perder peso al cambiar los hábitos alimenticios. Los expertos nutricionistas asesoran de manera profesional a la persona y resuelven todas las dudas que puedan surgir.

La fase de consolidación

Esta fase consiste en que una vez la persona haya bajado de peso, los profesionales nutricionistas valoren si ya se ha alcanzado el primer objetivo y si hay que realizar algún cambio nuevo en la dieta.

La fase de mantenimiento

La última de las fases del Método Thinking se realiza cuando la persona alcanza el peso ideal estimado. La duración de esta fase dura entre 2 y 3 meses y consiste en que la persona se mentalice de qué hábitos alimenticios son los que le conviene seguir si quiere mantenerse en su nuevo peso alcanzado.

¿Quién puede hacer este método?

El Método Thinking es ideal para las personas que a pesar de haber hecho dietas y ejercicios no han conseguido bajar de peso ya que en este caso siempre se trata de algún problema emocional relacionado con la ansiedad o un bajo estado anímico.

Es ahí donde con este método se cubre el aspecto del que muy a menudo nos solemos olvidar ya que el estado de ánimo si no es el apropiado suele tirar por la borda los planes y en lo que se refiere al adelgazamiento, más todavía.

Opiniones del método Tnhinking

Este método como suele suceder con todos, ha recibido críticas y opiniones de todo tipo y se pueden encontrar opiniones muy diferentes aunque la mayoría son positivas.

Las personas que opinan de manera positiva y dicen que el método Thinking funciona son las que se han tomado en serio el proceso y saben perfectamente que el que algo quiere algo le cuesta.

Por la otra parte están quienes han criticado negativamente al método, diciendo simplemente que no funciona y que a ellas no les ha servido para adelgazar-. Estas personas a menudo son aquellas que no quieren esforzarse para conseguir los sus objetivos.

¿Cuál es su precio?

El total del precio viene a ser unos 740€ ya que el precio de las 2 primeras fases, adelgazamiento y consolidación, es de 485 mientras que el precio de la fase de mantenimiento es de unos 255€.

A muchas personas les puede parecer que tienen un coste muy elevado, pero si nos ponemos a pensar lo que nos gastaríamos en pastillas o en comprar otras muchas dietas en las que no se atiende al factor más importante, que es el mental, entonces uno se da cuenta de que si puede merecer la pena.

Encontrar más información

En internet hay mucha información online e incluso es un tema que seguramente se hable en algún foro, en los que quizás se muestre algún ejemplo de recetas del método Thinking o algún menú semanal.

En su web oficial pueden encontrar su número de teléfono así como más información al respecto de este método.

Video del método thinking