La Dieta Disociada BIEN Explicada

La dieta disociada se basa en no mezclar los grupos de alimentos como son la proteína y los hidratos de carbono y son recomendadas para personas que quieren adelgazar de una forma regular en el tiempo de manera que se vayan cambiando los hábitos de alimentación.

Las dietas disociadas surgen entorno del primer tercio del siglo XX y se comenzaron a hacer conocidas en el Occidente ayá por el año 1990.

Los resultados de una dieta disociada pueden ser muy buenos y próximamente veremos diferentes recetas para que sepas exáctamente qué platos preparar.

Existe una dieta disociada de 30 días y la base es la misma que en la de 7 días, así que veamos en qué consiste la dieta disociada sin dar más rodeos.

dieta disociada menú y tablas

Hemos investigado mucho y dado con un método para adelgazar que no falla y que nos permite contar las calorías que consumimos para poder perder ese peso que necesitamos.

La dieta disociada consiste en un régimen que no tiene una base científica pero que en cambio usa el razonamiento a la hora de adelgazar y en este artículo vemos cómo funciona, sus requisitos y sus exigencias más importantes.

En qué consiste y cuáles son las tablas en la dieta disociada

Consiste en prestar especial atención a lo que comemos y es que esta dieta clasifica los alimentos en categorías y se trata de consumir solo aquellos que pertenecen a la misma clase. El placer de comer y adelgazar juntos es la base de la dieta disociada.

De este modo se trata de evitar cualquier fallo o error usando unas tablas de alimentos de la dieta disociada en los cuales se especifica bien, por una parte qué alimentos se pueden consumir y por otra a qué categorías concretas corresponden para así no mezclarlos.

En la siguiente tabla se muestran los 5 grandes grupos de alimentos en los cuales dentro de cada uno se muestran los que se deben comer para hacer bien esta dieta.

  1. Carbohidratos: Pasta, arroz, harina, legumbres, garbanzos, frijoles, habas, lentejas, soja y maíz.
  2. Frutas: Piña, kiwi, naranjas, limones, uvas, sandía, plátanos, fresas, manzanas, moras y mandarinas.
  3. Grasas: Aceite de oliva o aceite de girasol, avellanas, nueces, dátiles, pasas y chocolate.
  4. Proteínas: Pescados, carnes, huevos, lácteos como queso y leche y los mariscos.
  5. Verduras: Coliflor, lechuga, espinacas, pimientos, zanahorias, calabacines, espárragos, acelgas, cebollas, apio y puerros.

La clave de la dieta disociada es no comer los diferentes grupos de alimento en la misma comida de modo que nunca debemos mezclar:

  • Proteínas con hidratos de carbono
  • Grasas con proteínas
  • Distintos tipos de hidratos de carbono
  • Mezclar frutas dulces con frutas ácidas

También hay que llevar a cabo las siguientes pautas en base a los 5 grupos de alimentos de esta dieta:

  • La fruta solo se come en el desayuno y a media mañana.
  • Algunas grasas como son los frutos secos, se toman separados de la fruta y las horas son a media mañana y por la tarde para merendar.
  • Los carbohidratos se comen a media mañana o en la comida pero nunca en la cena.
  • Las proteínas las comemos siempre por las noches.

Ya hemos visto lo que concierne a los alimentos permitidos y los horarios y la forma de consumirlos. Ahora veamos cómo es un menú en la dieta disociada.

Menú de la dieta disociada

Lo más importante es seguir a conciencia la dieta, sin cometer falos y así que tenemos que ser impecables en ello. Seguir otra de las bases de la dieta disociada es saber que se deben de realizar 5 comidas al día.

Cada vez que comemos ponemos en funcionamiento nuestro metabolismo de modo y el proceso de la digestión ya implica además un gasto de calorías de modo que adelgazamos.

Ahora veamos cuáles son as 5 comidas que de un menú de la dieta disociada para conseguir perder el peso deseado:

Desayuno: Té, infusión o café con un poco de estevia o edulcorante y 2 rebanadas de pan (a poder ser integral).

Almuerzo: Un puñado de frutos secos

Comida: Tenemos 2 opciones que son, una ensalada con lechugas variadas, zanahoria y cebolla o bien una ensalada de pasta y verduras.

Merienda: Una pieza de fruta.

Cena: Se pueden cenar 2 platos. El primero debe de ser siempre un puré de verduras o bien una sopa. El segundo de los platos en la cena de la dieta disociada consiste en escoger entre pescado, huevos o carne. Siempre elijamos lo que elijamos debemos de cocinar cocido, a la plancha o al horno.

Para hablar de la dieta disociada bien explicada también debemos de hablar de sus contras ya que para poder elegir si se hace o no la dieta debemos de conocer sus aspectos tanto positivos como negativos.

La dieta disociada no es una dieta muy dura ni sacrificada porque como hemos visto se puede comer casi de todo pero debes saber que los refrescos y el alcohol están prohibidos.

En cuanto a las cantidades que se consumen podemos comer tanto como queramos aunque al no contarse los gramos que se consumen de proteínas, verduras, grasas o carbohidratos que se consumen al día se puede producir cierto desajuste nutricional.

No es recomendable seguir la dieta disociada durante mucho tiempo o durante tiempo prolongado si no es con la supervisión de un nutricionista. Por ello no se recomienda alargar más de 30 días la dieta disociada. De hecho se la realizamos bien y la acompañamos de ejercicios regulares como caminar o dar paso rápido es posible que solo con 7 días más perdamos esos 4 o 5 kilos que nos sobran.

Es muy importante que cuando dejemos la dieta no volvamos a comer mal, si es que lo hacíamos y dejemos de lado alimentos como los embutidos, bollería, quesos, fritos o el alcohol entre otros.

Video de la dieta disociada y Suzanne Powell

Para ver los programas más recomendados para adelgazar haz click aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *