Archivo de la categoría: Dietas para adelgazar

La Dieta Y Los Lácteos – (¿ENGORDAN o Adelgazan?)

Si quieres adelgazar, has de saber que los lácteos no te ayudan para nada a que bajes de peso y eso sin importar que bebas leche desnatada. Tendrás que evitar los lácteos si deseas que sea más fácil bajar de peso y en este post te explico el por qué.

Mucha gente se pregunta ¿los lácteos engorda o adelgazan? y lo cierto es que se puede decir que los lácteos engordan. El tema de la dieta y los lácteos es de lo que hablaremos hoy.

Que engorden mucho o no dependerá de varios factores, el primero de ellos es lógicamente si se consumen lácteos desnatados o con grasa.

El tema del pH también influye mucho en el adelgazamiento y es que cuando se tiene un pH ácido es más difícil adelgazar. Los lácteos son alimentos ácidos, es decir, que reducen el pH sanguíneo y por ello también dificultan perder peso de manera más fácil.

Los lácteos ya han dicho en muchas ocasiones los expertos que no son beneficiosos para la salud y que su calcio los humanos no lo podemos asimilar correctamente como sí que se puede hacer cuando el calcio procede de un alimento vegetal como puede ser por ejemplo el calcio procedente de una almendra.

los lacteos y la dieta

¿Por qué engordan los lácteos?

Ya hemos visto que el el tema del pH es importante a la hora de adelgazar ya que cuando tenemos el organismo ácido resulta más difícil quemar grasa. Pero hay más razones por las cuales los lácteos no son buenos para adelgazar.

Un estudio de la universidad de Harvard determinó que los lácteos son ricos en grasas saturadas pero además los lácteos contienen sobre un 5% de lactosa.

La lactosa es un disacárido formado por una molécula de glucosa y otra molécula de galactosa y esta última se suele almacenar en el hígado como glucosa.

En 100 gramos de leche tenemos 5 gramos de lactosa y si calculamos un vaso de leche, tenemos el equivalente a un sobre y medio de azúcar de los que vemos habitualmente en los bares.

los lacteos engordan o adelgazanEvitar los lácteos es una necesidad, porque aun cuando consumimos leche desnatada estamos añadiendo sobre todo sustancias que dificultan el trabajo del hígado a la hora de quemar grasas así como otros procesos que afectan en nuestro peso.

Por otro lado, los lácteos contienen caseína y proteínas de suero. Las proteínas de suero tienen la mala costumbre de elevar la insulina posprandial, o lo que es lo mismo, la insulina que se forma después de las comidas.

Ya que una de las funciones de la insulina es convertir la glucosa en grasa y almacenarla y al mismo tiempo impedir que la grasa acumulada se vuelva a convertir en glucosa. Con esto quiero decir que si tenemos la insulina alta en la sangre engordamos muy fácilmente y resulta imposible adelgazar.

Además la insulina alta en la sangre trae consigo la aparición de muchas enfermedades.

Cómo obtener entonces el calcio que necesitamos

Siempre nos han dicho desde pequeños que es necesario beber mucha leche para el calcio y que sino creceremos con dificultades y carencias nutricionales, pero la realidad es que el calcio de la leche nosotros no lo absorbemos correctamente.

El calcio en realidad se absorbe mucho mejor cuando proviene de otros alimentos naturales y esto tiene mucho sentido porque ninguno de nosotros es el hijo de ninguna vaca y por tanto la leche, no es un alimento hecho para los humanos.

Dicho esto, veamos las alternativas para consumir el calcio por medio de otros alimentos:

  • Leches de almendras, alpiste, soja, avellanasAvena
  • Amaranto
  • Miel
  • Frutos secos (nueces, almendras, pistachos)
  • Brócoli y las verduras de hojas verdes
  • Coles de bruselasCalabaza

Los Ftalatos En Los Alimentos TIENES QUE VERLO!

Es cierto que la mayoría de las personas saben bien que la grasa y el azúcar engordan pero muy poca gente sabe que los productos y sustancias químicas que circulan en el ambiente incluso en nuestra casa, también pueden engordar.

Hablamos sobre todo del Bisfenol A (BPA) y de los ftalatos (ácido ftálico) ambos presentes en los productos de higiene o limpieza de uso diario.

Los ftalatos en los alimentos no son precisamente saludables para nosotros y además se ha demostrado que nos engordan.

ftalatos engordan

Según los estudios además estos químicos resultan perjudiciales para la salud, además de que el cuerpo al no poder metabolizarlos por no ser naturales, acaban favoreciendo la acumulación de grasa.

En un estudio de Mount Sinai Medical Center de Nueva York (EEUU) se comprobó como las mujeres que tenían mayor cantidad de grasa corporal eran las que presentaban en su orina un alto nivel de ftalatos.

También en otro estudio se relacionó los ftalatos con problemas de obesidad en hombres y de diabetes.

Los ftalatos son químicos que se usan para elaborar cosméticos, pesticidas, bronceadores, productos de limpieza o lubricantes.

La otra sustancia, el BPA se ha demostrado en otro estudio que en los niños, cuando hay una mayor concentración de esta sustancia, los problemas de obesidad suelen ser más frecuentes.

Sobre todo El BPA se utiliza para envasar latas en conserva o en las mismas botellas de plástico.

Además se ha relacionado un alto índice de esta sustancia con trastornos de hiperactividad y ansiedad además de en problemas del hígado o del corazón.

La experta en metabolismo de las toxinas Paula Baillie-Hamilton, el estar expuesto a químicos puede alterar el metabolismo natural haciendo que sea más difícil controlar el peso.

Así que no es cuestión de obsesionarse con esto, pero está claro que cuantos menos productos químicos utilicemos, menos problemas causarán en nuestro metabolismo estas sustancias.

Si deseas ver qué programas para perder peso recomendamos haz click en este enlace

Te puede interesar también:

Trucos para recuperarse rápido del ejercicio

Spinning para perder peso rápido